¿Cuál es la diferencia entre las flores frescas, secas y preservadas?

¿Cuál es la diferencia entre las flores frescas, secas y preservadas?

¿Eres amante de las flores y te gustaría saber un poco más sobre las diferentes tipos? ¿Qué significa cada una y qué beneficios tiene cada producto? Aquí te vamos a resolver las dudas y eliges el tipo de flor que más te convenga. 

Las flores frescas son una auténtica maravilla y aunque nos encanten, vivir en un país caluroso hacen que se marchen baste rapidas. Aquí en Valencia puedes disfrutar de ellos poco tiempo y esto fue una de las razones que pensamos en dar una respuesta sostenible.

¿Qué son flores secas?

Las flores secas son las flores frescas que simplemente dejas secar. La mejor manera es cogerlas en su mejor momento y colgarlas boca abajo en un sitio poco húmedo y preferiblemente con poca luz. No todas las flores se pueden secar, si quieres saber más sobre secar flores, aquí os explicamos cómo hacerlo. Las flores secas son muy frágiles, las tienes que tratar con mucho cuidado porque se rompen fácilmente. 

¿Qué son flores preservadas?

Las flores preservadas no tienen nada que ver con las flores frescas ni las flores secas. Son mucho más resistentes que las flores secas y muy flexibles. Son flores frescas que se han cortado en su mejor momento para hacerle un tratamiento de rehidratación con glicerina y otros compuestos vegetales. Después de pasar por este tratamiento, se quedan siempre en el mismo estado, como la flor fresca. Por eso su precio y su valor no tienen comparación con las otras dos tipos

¿Son los ramos de Flor de Luna secas o preservadas?

Como habíamos dicho antes, hay ciertas flores que se pueden secas y otras que se pueden preservar. Por eso, casi siempre hay una mezcla de ambos tipos en nuestros ramos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.